||Errores a evitar al pensar en la nube

Errores a evitar al pensar en la nube

Encontrar un lugar donde recopilar, almacenar y distribuir nuestra data puede volverse una tarea complicada o muy sencilla. El cloud computing o nube cada vez es más frecuente en empresas, tanto en startups como en grandes grupos. Es ventajosa en ambos casos, ya que permite crecer rápidamente sin invertir en infraestructura IT propia.

Para evitar los problemas, lo más importante es tener toda la información. Y lo primero sobre lo que hay que investigar más es sobre nosotros mismos. Es difícil discernir las ventajas de un servicio si no sabemos cuáles son nuestras características y, por lo tanto, nuestras necesidades.

Así que, antes de nada, tenemos que preguntarnos: ¿cómo es mi compañía? ¿Cuáles son los conocimientos del departamento informático de mi empresa de este tema? ¿Quién va a estar a cargo del proyecto? ¿Tiene mi empresa alguna característica especial que tenga que tener en cuenta?

Ahora que nos conocemos más, podemos empezar a descubrir nuestras opciones. y asegurarnos de no cometer alguno de estos errores, los más comunes a la hora de implementar un ERP en la nube:

  • Hacer una mala planificación del presupuesto. ¿Por qué cuando dicen que la nube es más barata siempre hay alguien que difiere? Los gastos de implantación y mantenimiento son menores, ya que se elimina el gasto de infraestructura y equipo interno. Eso sí, solo pagas por el espacio que utilizas. Una auténtica ventaja, pero recuerda que probablemente el volumen de tus datos aumente en algún momento y cambiará el precio. Probablemente no sea significativo y seguramente siga siendo la alternativa más barata, pero debes saber que la inversión irá cambiando en función de tus necesidades.
  • Incapacidad de adaptarse a los tiempos de implantación. O, mejor dicho, el freno que supone enfrentarse a los tiempos de implantación. Si eso es lo que te hace dudar, no te preocupes: aunque depende de la envergadura del proyecto, suele ser menor que on-premise, porque es el proveedor del SaaS el que prepara la infraestructura, no la empresa.
  • Dedicar recursos a la previsión de almacenamiento. La propia tecnología hace que esta preocupación desaparezca. En un sistema on-premise esta era una parte importante del proceso, pero no en la nube, en la que la escalabilidad es uno de sus puntos fuertes. Contrata más o menos espacio cuando quieras, sin limitaciones de ningún tipo. Tan flexible como necesitas.
  • Falta de conocimiento técnico. A veces, adaptarse a los cambios constantes de la tecnología puede volverse complicado. Tu departamento informático comprende las características del sistema que tenéis implantado, pero quizás no pase lo mismo con la nube (aunque sea más sencillo). Que estén formados para comprender las capacidades y potencial de la herramienta es importantísimo para sacarle todo el provecho que merece.
  • No implantarlo por miedo a perder información. Toda información de su negocio es crucial. O, por lo menos, así lo vemos (y la tratamos) nosotros. Con nuestro servicio de backup remoto, tendrás un histórico de copias de seguridad en cualquier momento. Así, si hay un borrado accidental, siempre se podrá recuperar la versión anterior rápidamente.

Mayor disponibilidad, accesibilidad a la información y más barato. Probablemente ya tengas claras las ventajas de estar en la nube. Si todavía te quedan dudas, puedes echarle un vistazo a nuestra solución. O preguntarnos todo lo que quieras. Seguro que tomas la decisión acertada.

By | 2018-01-25T11:57:06+00:00 25/01/2018|Novedades|0 Comments

Deja un comentario

tres × uno =